EL TRADUCTOR Y SU DEFORMACIÓN PROFESIONAL

Como ya sabréis los que os vais pasando por este blog, soy traductor y además me encanta mi profesión. Sin embargo (o más bien por ello), no puedo evitar fijarme en cualquier frase que aparece ante mí y darle vueltas para ver cómo sería una posible traducción. Otras veces, me pongo a empatizar con un traductor hipotético pensando en lo duro que tiene que ser trasladar a otro idioma algo que he visto por la calle, en el supermercado de al lado de casa o en el sitio más aleatorio del mundo.

Sin ir más lejos, hace poco estaba leyendo un libro llamado High fidelity, de Nick Hornby, y en él me llamó la atención el siguiente fragmento:

‘Have you got any soul?’ a woman asks the next afternoon. That depends, I feel like saying; some days yes, some days no. A few days ago I was right out; now I’ve got loads, too much, more than I can handle.

Evidentemente, puesto que este libro está traducido, puedo ir a la versión española para comprobar por qué opción ha optado el traductor. Sin embargo, lo que quiero ilustrar es lo fastuoso que me parece que, de una lectura normal, un traductor muy probablemente iría a identificar esas partes que son un poco problemáticas porque, como decía, yo y la mayoría de traductores que conozco sufrimos de deformación profesional.

Volviendo al fragmento en cuestión, ¿por qué me llama tanto la atención? Pues porque el protagonista de esta novela, Rob, trabaja precisamente en una tienda de música y la señora que se dirige a él es una clienta que le pregunta si tiene música de género soul. El dilema aparece cuando Rob reflexiona y se contesta a sí mismo en sus pensamientos. Cuando esto sucede, el personaje, que está pasando por una situación personal complicada tras una ruptura sentimental, lleva el género musical a lo que más le duele en esos momentos: el alma.

Me resulta curioso cómo la mente llega a estar tan condicionada por nuestro trabajo diario que cuando hacemos un ejercicio para desconectar y distraernos (leer una novela, por ejemplo), el profesional que llevamos dentro sale a flote y, sin querer, uno se pone a identificar problemas de traducción cuando lo único que debería hacer es descansar y disfrutar del tiempo de ocio.

Hace bastante más tiempo, en el Banco Santander, me encontré con un cartel que hacía un juego de palabras con la idea de «jubilarte» («jubilación» + «arte»). No recuerdo exactamente cuál era la frase y, a pesar de que la he estado buscando, no la he encontrado. Aún así, me pareció bastante curiosa y me pregunté cómo podría traducirse esta idea para un hablante de cualquier otro idioma en la que la palabra «jubilarse» no incluya en ninguna de sus formas la palabra «arte» como en el ejemplo expuesto. ¿Cómo contárselo a un inglés («retire») o a un francés («prendre sa retraite»)?

Esta deformación profesional la tengo tan presente que aparece hasta cuando estoy con mi mejor amigo, Netflix. El otro día me encontraba viendo el capítulo octavo de Ghost Wars (la cual aprovecho para recomendar a pesar de que es un poco cutre, aunque ahí reside también parte de su encanto) y de repente me topé con la siguiente escena:

Ghostwars

Ante el peligro que aparece en el bosque, uno de los personajes insta a correr y a salir de ahí a todos los demás. Sin embargo, estos están lejos y no entienden bien que les están diciendo «run!». Debido al parecido fonético, creen oír Ron y se preguntan quién es esa persona; se trata sin duda de un juego de palabras para el que es muy difícil encontrar un equivalente tan eficaz como el original.

Se me vienen a la mente miles de ideas locas, como cuando intentas utilizar un verbo en otro idioma porque tiene unos matices de los que carece su equivalente español y lo intentas conjugar como puedes para hacer la gracia. En el fondo, todas estas cosas son las que hacen de la traducción uno de los mejores trabajos del mundo, ya que la puedes extrapolar a cada instante de tu vida y conseguir que eso te saque una sonrisa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s